Categoria Local

Publicado Jun 28, 2020

Adiós al amigo, una triste despedida, una triste realidad

El sonriente, consejero, activista, columnista político y amigo de todos, Eduardo Fandiño, prefirió dejar de vivir, que seguir con sus campañas de salud mental, y liderar “El Colsame” un colectivo para la prevención del suicidio y fortalecer a las personas que sufren de depresión y trastornos mentales.

El cuerpo sin vida, del amigo Eduardo, fue encontrado en la habitación de su casa, en el conjunto Girasol donde vivía con su familia, al caer la tarde de este sábado.

Fandiño, tenia graves problemas de depresión, en las tertulias con sus amigos, manifestaba que permanecía sin salir de su cuarto y que en algún momento se iría para siempre, acción cumplida, y motivo por el cual sus allegados lo invitaban constantemente a compartir un café y su conocimiento sobre la política regional y nacional.

El fallecimiento de Eduardo, inundó de inmediato las redes sociales, y pronunció el asombro de quienes nunca esperan este tipo de decisiones, en un joven que en su sonrisa demostraba tranquilidad.

Extraigo escrito del periodista Roger Jiménez, que nos invita a la reflexión.

 #NiUnoMas #YoSoyFandiño Detrás de una sonrisa se esconde un universo de sentimientos, incertidumbres, dudas y secretos. ¿Será que nos faltó dar un poco más de nosotros para evitar esta tragedia, que parecía anunciada?

Quiero compartirles esta cita de la película el Joker, para que reflexionemos un poco: “Lo peor de tener una enfermedad mental es que las personas esperan que actúes como si no la tuvieras”.

Espero que este episodio no sirva solo para engrosar las crudas estadísticas del Dane, la policía o la Secretaría de Salud.

Ya basta de hipocresía y de aparentar que nos importa la salud mental de las personas. Las obras de infraestructura son importantes, pero si no hay gente para disfrutarlas, ¿de qué servirían?

Hago un llamado respetuoso a los gobiernos y secretarías de salud de Ibagué y el Tolima. Es hora de hacer un alto en el camino y redoblar los esfuerzos para la atención y prevención de estos casos.

Ahora más que nunca debe dársele la importancia y el valor que se merece, la lucha que emprendió Eduardo Fandiño desde el Colsame, el colectivo que fundó nuestro amigo para prevenir el suicidio y fortalecer la salud mental de los tolimenses.

Deberíamos institucionalizar, inyectar recursos y robustecer a Colsame, nunca es tarde. Se qué hay concejales, funcionarios y opositores que van a coincidir conmigo.

#NiUnoMas #YoSoyFandiño

elcorrilloblog

Profesional en comunicación social