Categoria Tecnología

Publicado Sep 30, 2020

Dispositivos móviles con biometría permiten monitorear espacios y edificios para prevención del Covid-19

Diferentes entidades públicas y privadas están aprovechando la tecnología y las soluciones que estos dispositivos ofrecen para la identificación de ciudadanos y evitar exceso de personas en recintos, en un momento de la pandemia en que es necesario continuar con las medidas de prevención.

El Covid-19 ha impulsado a las organizaciones a buscar diversas estrategias para la prevención del virus y la tecnología ha sido una de las principales aliadas en ese propósito. Es así como hoy existen en Colombia tecnologías que permiten que los teléfonos celulares que se encontraban disponibles en el país antes de la emergencia cobren mayor valor durante la pandemia para evitar la propagación. Este es el caso del dispositivo C71 (según su referencia) que se asemeja en la mayoría de las características a un teléfono celular y cuenta con otro tipo de funcionalidades esenciales en la prevención del Covid19. 

Más allá de realizar llamadas, este dispositivo -con el que hoy se movilizan más de 2.000 efectivos de la Policía Nacional en el país- tiene la capacidad de leer el código de barras de la cédula de ciudadanía e identificar dactilarmente a las personas en cinco segundos, gracias a su lector de huella en la parte posterior que permite contrastar el número de identificación con la huella, haciendo una identificación plena. 

“Lo anterior permite contribuir a solucionar una problemática frecuente con la delincuencia y es que en el procedimiento de identificación -realizado por la Policía Nacional-, una persona puede, por ejemplo, usar la cédula de otra. Con esta tecnología se contrasta el número de identificación con la huella, confirmando si corresponde con los registros dactilares almacenados en la base de datos de la Registraduría Nacional y evitando así una suplantación”, explica Hernando Franco Ramírez, ingeniero de Olimpia IT, compañía de tecnología colombiana experta en seguridad biométrica.

Esto ha permitido no solo un control y la geolocalización de ciudadanos que circulan durante la cuarentena sino también un manejo seguro de la información, pues el dispositivo cuenta con un software de gestión que restringe a que ningún dato allí almacenado o consultado pueda ser extraído del mismo o enviado a través de correos electrónicos o  redes sociales a otros teléfonos, asegurando así un manejo íntegro de la información. Adicionalmente, todo movimiento, recorrido o acción efectuada con el teléfono queda registrada, lo que permite llevar un control de su uso adecuado. 

Útil para el control de espacios

Otra funcionalidad de este dispositivo y que se ha venido adaptando a ellos durante la pandemia es la posibilidad de ser un teléfono que permite controlar el porcentaje de ocupación de algunos espacios públicos (tiendas, centros comerciales, medios de transporte, entre otros). Esto se logra mediante la instalación de un software especializado que permite el registro de los datos de las personas que ingresan a un edificio, por ejemplo, y que va almacenando el número de ocupantes del lugar, notificando en tiempo real el porcentaje de ocupación; de esta manera se evita el exceso de personas en algún recinto y se cumple con los protocolos. También puede ser extendido para reconocimiento facial y de iris, lo que facilita -en estos momentos- menos contacto físico, controles de accesos y una identificación segura. También funciona eficazmente en calor o frío extremo (-20°C a 50°C), por lo cual se puede usar en diferentes entornos industriales.

elcorrilloblog

Profesional en comunicación social